Viernes 22 de septiembre, 24 hs.

En emotiva reunión fueron recordados los desaparecidos rojenses

Utilice su teclado para subir y bajar el texto

María Rosa Martínez, su marido Héctor "Gringo" Amichetti, su hijo Juan Pablo, Mariano Cuesta (hijo de "Pino" y de Hilda Nava) fueron algunos de los protagonistas de la emotiva reunión en la que, esta noche, fueron recordados los desaparecidos rojenses.

Al evento asistió una gran cantidad de personas, entre ellos muchos de los integrantes de aquella generación de los '70 cuya vocación no sólo por la justicia social sino también por el conocimiento y el progreso del hombre fue reivindicada permanentemente, con el correr de los minutos y los discursos.

La actividad había sido organizada para evocar a Adriana Ortega, Sergio Yovovich y Mario Romero; sin embargo, a poco de comenzar, surgieron los nombres de María de los Milagros Baleriani, de Andrea Tedesco, y de otros que no fueron asesinados ni "desaparecidos", pero sí perseguidos, echados de sus trabajos o encarcelados durante la última dictadura militar.

Estuvo presente el recuerdo de Mateo y Lionetta Bonora, decididos impulsores del Club de Ciencias al que la juventud rojense dedicaba su tiempo libre para dar la pelea en el terreno del conocimiento; Delia Díaz Lovotti, directora de la ENSNA perseguida hasta su muerte por la dictadura; y don Julio Ghizzardi, recientemente fallecido, quien al decir del "Gringo" Amichetti "fue un luchador, y cuando llegó el momento de los cargos políticos, se recluyó en Rojas, loteó su quinta y vendió esos lotes en cuotas bajísimas para que la gente humilde pudiera tener su vivienda, convirtiendo su quinta en un barrio".

Sumamente emotivos resultaron los recuerdos de Adhelma Sarmiento de Cuestas en relación con el caso de Delia Díaz Lovotti, y de Alejandro Pérez, referidos a los años de plomo vividos en la ciudad de La Plata, entre otros.

Como parte de la misma actividad, mañana a la hora 11 será descubierta una placa en el hall de la Escuela "Nicolás Avellaneda", en recuerdo de Adriana Ortega, Sergio Yovovich y Mario Romero, "desaparecidos" o asesinados por la última dictadura militar.